Centro Clínico Rubio Valor
Fisioterapia en Madrid (Moncloa) I Masajes I Podología
91.544.92.65
649.91.00.00
C/ Fernando el Católico, 86, 28015 Madrid contacto@centrorubiovalor.es
Centro acreditado por la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid

Enfermedades Neurológicas

Tan importante es tratar al paciente como enseñar a los cuidadores

Enfermedades Neurológicas

Los trastornos neurológicos son enfermedades del sistema nervioso central y periférico con afectación en la mayoría de los casos de la función muscular.

Cuando las neuronas se enferman o se mueren, la comunicación entre el sistema nervioso y los músculos se interrumpe. Como resultado, los músculos se debilitan y se consumen.

Contáctanos!

Ventajas

  • La fisioterapia incrementa enormemente la calidad de vida de los afectados y de su entorno
  • Motivación del paciente y potenciación de todas sus capacidades
  • Afecto y conexión con el paciente son imprescindibles para lograr resultados en los tratamientos

Tratamiento

La rehabilitación especializada, continua y personalizada es el único tratamiento que puede mejorar la vida de estos pacientes. Los tratamientos se planifican con el objetivo no de curar, sino de:

  • Prevenir complicaciones
  • Mejorar el estado físico
  • Tratar de disminuir la discapacidad
  • Obtener la máxima autonomía dentro de su situación (levantarse, asearse, vestirse, pasear…)

El principal aliado de la Fisioterapia y Rehabilitación neurológica es el fenómeno de plasticidad neuronal o neuroplasticidad, que es la capacidad que tiene el sistema nervioso de reorganizarse y/o regenerarse a nivel celular. Aunque el grado de plasticidad es completamente individual, depende del tipo de lesión, del tiempo que ha pasado desde la lesión (mayor capacidad de reorganización cuando más reciente sea el daño), de la edad (la plasticidad es mayor en un sistema nervioso inmaduro, el de los niños), del estado de salud previo del sistema nervioso….

El trabajo sobre la neuroplasticidad sirve para recuperar en la medida de lo posible el tejido dañado y trata de activar y generar nuevas vías que asuman la función perdida.

La fisioterapia, ayuda a estos pacientes con diversas técnicas y tratamientos. Muchas de ellas son comunes a cualquiera de las enfermedades, mientras que hay otras actuaciones más específicas dependiendo de la enfermedad que se trate.

Pero en general se pueden mencionar:

  • Respiraciones: abdominal, costal…
  • Movilización corporal general: movilización activa, activa-asistida, activa-resistida, pasiva…)
  • Estiramientos musculares y movilización de la articulaciones
  • Técnicas de relajación
  • Refuerzo de la marcha. Aprendizaje de técnicas para superar los bloqueos
  • Tratamiento del equilibrio
  • Cambios posturales
  • Empleo de ayudas técnicas y ortopedia
  • Psicomotricidad

Entre las patologías neurológicas más frecuentes podemos citar

  • Accidentes cerebrovasculares

    Se producen por un taponamiento o rotura de una arteria del cerebro. Es la primera causa de invalidez en adultos y adultos mayores.

    Los síntomas:

    Es muy importante saber reconocer los síntomas para reducir de forma inmediata el daño cerebral. Cada minuto transcurrido es crucial para prevenir los daños del accidente sobre la actividad motora del cuerpo, la palabra, la visión, la actividad psíquica …

    Ante la ocurrencia de uno o varios de los siguientes síntomas es muy importante recurrir al médico que sabrá diagnosticar qué tipo de accidente cerebral está en curso:

    • Vértigos
    • Dificultad para hablar
    • Piernas o brazos entumecidos o adormecidos
    • Entumecimiento o adormecimiento de la cara
    • Dolor de cabeza intenso y no habitual
    • Dificultad para caminar
    • Perdida súbita de la visión de un ojo o visión borrosa o limitada
    • Mareos
    • Dificultad para manejar los brazos o coordinar los movimientos
    • Confusión general

    Cómo puede prevenirse:

    Generalmente, un accidente cerebrovascular, viene acompañado de arterioesclerosis e hipertensión arterial, por lo que es muy importante controlar todo aquello que afecte negativamente al buen estado de las paredes arteriales:

    • Controlar la hipertensión arterial
    • Tratar la diabetes
    • Tratar adecuadamente los trastornos de colesterol con dieta y medicamentos si fuese necesario
    • Realizar una actividad física regular y moderada
    • Controlar el déficit de magnesio
    • Tener un diagnóstico precoz de las obstrucciones arterioescleróticas de las arterias carótidas y su correción
    • Prevenir con medicación las trombosis y embolias cerebrales en pacientes de riesgo
  • Enfermedades Neuromusculares

    Afectan a los nervios que controlan los músculos voluntarios. Engloban un conjunto de más de 150 enfermedades siendo todas ellas crónicas y degenerativas (miastenia grave, esclerosis múltiple, esclerosis lateral amiotrófica….). Pueden aparecer en cualquier etapa de la vida. Generan gran discapacidad, pérdida de autonomía personal y numerosas cargas psicosociales.

    Causas:

    Pueden ser de origen genético o adquiridas:

    • Origen genético: Existe alteración en un gen determinado y puede transmitirse por herencia.
    • Adquiridas. Se producen como consecuencia de:
      • Enfermedades autoinmunes
      • Infecciones, (virus, bacterias, parásitos…)
      • Acción de tóxicos como el alcohol, algunos fármacos, tóxicos industriales, tóxicos vegetales…
      • Enfermedades metabólicas (por un mal funcionamiento metabólico se acumulan tóxicos endógenos como la glucosa en el caso de los diabéticos que puede producir polineuritis diabética)
      • Déficit de nutrientes o vitaminas
      • Problemas hormonales
  • Parkinson:

    Es una enfermedad del cerebro que se caracteriza por alteración del desarrollo de movimientos voluntarios e involuntarios, temblores y rigidez muscular. Se produce por una pérdida progresiva de las células nerviosas del cerebro que contienen dopamina.

    Causas:

    No se conoce la causa de esta enfermedad. Recientemente se ha descubierto la existencia de anomalías genéticas en algunas familias en las que la mayoría de sus miembros estaban afectados y en casos familiares de enfermedad de Parkinson de presentación precoz (edad de inicio inferior a 40 años). Sin embargo, la mayoría de los pacientes con enfermedad de Parkinson tienen una presentación esporádica, es decir sin factores genéticos claramente identificados.

    Determinados agentes tóxicos son capaces de provocar cuadros clínicos similares a la enfermedad de Parkinson, pero se trata de casos puntuales que no permiten esgrimir una hipótesis tóxica como principal causa de la enfermedad. Existen indicios para pensar que errores del metabolismo energético celular podrían predisponer a determinadas personas a padecer enfermedad de Parkinson, convirtiendo a las neuronas dopaminérgicas en vulnerables a determinados tóxicos ambientales (exógenos) o del propio organismo (endógenos).